José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Los cuidados de la piel en personas con diabetes
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
El mal funcionamiento de las células de defensa reduce la capacidad del organismo de responder al ataque de hongos y bacterias. Piel amar...
El mal funcionamiento de las células de defensa reduce la capacidad del organismo de responder al ataque de hongos y bacterias.

  • Piel amarilla. Es frecuente que la piel de los pacientes con diabetes presente coloración amarillenta en las palmas de las manos y plantas de los pies cuando los niveles de azúcar están por arriba de lo normal, afectando al colágeno, proteína que de manera natural se encuentra en el cuerpo humano, y es la encargada de proporcionar fuerza a huesos, piel, cabello y uñas.
  • Bullosis diabeticorum. Se caracteriza por la aparición espontánea de ampollas sobre la piel sana de antebrazos, piernas, pies y dedos, sin embargo, no genera molestias. En caso de infección, con reposo y la aplicación de antisépticos locales se cura durante un periodo de entre 1 y 4 semanas.
  • Necrobiosis lipoídica. Son pápulas (erupciones) pequeñas, de color rojo, que tienden a endurecerse; crecen lentamente hasta bifurcarse unas con otras formando placas de diferentes tamaños, con bordes amarillos y a veces causan comezón. Son más frecuentes en mujeres y se localizan en manos, antebrazos, muslos, abdomen, frente y cuero cabelludo. No existe tratamiento que termine por completo con el problema.
  • Eritema diabético. Se presenta generalmente en personas de edad avanzada; consiste en la aparición de áreas rojas indoloras bien delimitadas en la parte inferior de las piernas y en los pies. Una variante de este cuadro es la rubeosis diabética, en donde las manchas surgen en la cara y con menos frecuencia en las manos, pero en ningún caso existe tratamiento.
Otro problema asociado es la neuropatía diabética, una complicación en la que los altos niveles de azúcar en sangre dañan los nervios y, en consecuencia, hay pérdida sensorial e impotencia sexual. Esta situación aumenta el riesgo de pie diabético, ya la falta de dolor o molestia conduce a que las lesiones, cortes o rasguños en las extremidades se agraven o infecten.

Sigue estas recomendaciones y evita complicaciones en la piel
  • Mantén bajo control a la diabetes y sigue las indicaciones médicas.
  • Después de bañarte, seca completamente los pliegues del cuerpo (axilas, inglés, cuello, etc.) para evitar la humedad y posibles infecciones.
  • Evita rascarte costras y extrema los cuidados al cortar las uñas.
  • Usa crema y jabón suave.
  • Acude con el médico si alguna parte de la piel se transforma en color púrpura, o si tienes dolor, hinchazón, enrojecimiento de la piel y fiebre.
  • Usa zapato cómodo para proteger los pies de lesiones que pueden convertirse en úlceras, con consecuencias como la pérdida de extremidades.
Síguenos en Twitter: @SSalud_mx y @JoseNarroR
Facebook: facebook.com/SecretariadeSaludMX y facebook.com/Jose-Narro-Robles

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top