José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: La rivalidad entre hermanos
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Mientras que muchos niños tienen la suerte de convertirse en el mejor amigo de su hermano, es muy común que entre hermanos exista discordia ...
Mientras que muchos niños tienen la suerte de convertirse en el mejor amigo de su hermano, es muy común que entre hermanos exista discordia

Muchas veces, la rivalidad entre hermanos comienza incluso antes de que el segundo hijo nazca, y sigue a medida que van creciendo y comienzan a competir por todo, desde la atención de sus familiares y amigos, a los juguetes. Su evolución sobre sus necesidades puede afectar considerablemente a la forma en que se relacionan entre sí.

Puede ser frustrante y decepcionante para usted ver y escuchar a sus hijos luchar uno contra Un hogar que está lleno de conflictos es estresante para todos. Sin embargo, a menudo es difícil saber como detener la lucha, y ni sabe si debe intervenir. Pero usted puede tomar medidas para promover la paz en su hogar y ayudar a sus hijos a salir adelante.

¿Por qué sus hijos pelean?

Muchas cosas diferentes pueden causar las peleas entre hermanos. La mayoría de hermanos sufren algún grado de celos o competencia, y ésto puede conllevar a las riñas y peleas. Pero hay otros factores que podrían influir en la frecuencia de las peleas.

¿Qué puede hacer cuando la riña se inicia?

Si bien puede ser común para los hermanos pelearse, desde luego, no es agradable para nadie en la casa. Y una familia sólo puede tolerar una cierta cantidad de conflicto. Así que ¿qué debe hacer cuando empieza la lucha?

Siempre que sea posible, no involucrarse, sólo si hay un riesgo de daño físico y cuando se corra el riesgo de crear otros problemas. Los niños pueden llegar a esperar su ayuda para que venga a su rescate y así no trabajar ellos en la solución del problema. También existe el riesgo de que usted ( por inadvertencia ) demuestre a uno de ellos más protección, lo que podría impulsar aún más el resentimiento. Del mismo modo, al rescatarlo siempre se van a sentir sobreprotegido, cosa que usted no siempre estará para ayudarle o "salvarle".

Trate de resolver los problemas con sus hijos, no para ellos.

Si va a participar, he aquí algunos pasos a tener en cuenta:

  • Separe lo niños, póngalos en habitaciones separadas hasta que estén calmados. A veces es mejor darles un espacio de tiempo para que el conflicto pierda peso. De lo contrario, la lucha puede escalar de nuevo. Si quiere hacer de ésto una experiencia de aprendizaje, esperar hasta que las emociones hayan muerto. 
  • No ponga demasiada atención en averiguar si los niños son culpables. Siempre tome en cuenta que toda persona que está involucrada es en parte responsable. 
  • Si el caso es con un juguete, cuando los dos quieren el mismo, tal vez tengan algún juego que podrían jugar juntos. 
  • Recuerde, que los niños hacen frente a las controversias, y también aprenden habilidades importantes que les servirán para toda la vida - como el compromiso y la forma de negociar, y cómo controlar los impulsos agresivos. 
Como ayudar a sus niños a llevarse bien

Cosas simples que usted puede hacer todos los días para evitar las peleas son:

-Establezca reglas de conducta aceptables. Dígale a los niños que no hay maldición, ni apodos, n gritaran.

-Recabar su opinión acerca de las normas, así como las consecuencias cuando se rompen. Ésto enseña a los niños que son responsables de sus propias acciones, independientemente de la situación o de cómo se sintieron provocados, y desalienta cualquier intento de negociar acerca de que era "derecho" o "mala".

-No permita que los niños le hagan pensar que todo siempre tiene que ser "justo" e " igual", a veces un niño necesita más que el otro.

-Tome la iniciativa en dar a sus hijos uno a uno la atención dirigida a sus intereses y necesidades. Por ejemplo, si uno le gusta ir al aire libre, dar un paseo o ir al parque. Si otro niño le gusta sentarse y leer, hacer tiempo para hacerlo también con él.

-Asegúrese de que los niños tienen su propio espacio y tiempo para hacer sus propias cosas - para jugar con los juguetes por sí mismos, a jugar con sus amigos sin etiquetado, sin su hermano, o de disfrutar de actividades sin tener que compartir el 50%.

-Mostrar y explicar a sus hijos que, para usted, el amor no es algo que viene con límites.

-Hágales saber que están seguros, son importantes, y necesarios, y que sus necesidades serán satisfechas.

-Relacionarse entre si, ya sea viendo una película, tirando una bola, o jugando un juego de mesa, haciéndoles ver que es una forma pacífica de pasar el tiempo juntos. Ésto puede ayudar a aliviar las tensiones entre ellos y también le mantiene involucrado con ellos. Dado que la atención paterna es algo que muchos niños sienten como una necesidad, las actividades de diversión familiar puede ayudar a reducir los conflictos.

-Si sus hijos con frecuencia pelean más por las mismas cosas (como los juegos de vídeo o el televisor, o el mando a distancia), hacer un calendario que muestre a los niños los horarios en que pueden y deben usar las cosas durante la semana.

-Si las peleas entre sus niños en edad escolar son frecuentes, haga reuniones semanales de la familia y deles a conocer las reglas sobre la lucha para la reducción de los conflictos. Considerar la posibilidad de establecer un programa donde los niños ganen puntos por una actividad orientada a la familia cuando trabajan juntos para poner fin a la lucha.

-Reconocer que los niños a veces necesitan tiempo aparte de los demás y de la dinámica familiar. Trate de dar pausas para la organización de actividades o fechas para cada niño, de vez en cuando.

-Tenga en cuenta que los niños a veces luchan para captar la atención de un padre. En ese caso, considere la posibilidad de pasarle a su pareja las riendas de las actividades, cuya paciencia puede ser mayor en ese momento.

Fuente: 
Todo para padres e hijos

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top