José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Dame una razón...
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Dame una razón para salir corriendo a buscarte o para arrancarte de una buena vez de mi alma, porque está incertidumbre me está carcomiend...
Dame una razón para salir corriendo a buscarte o para arrancarte de una buena vez de mi alma, porque está incertidumbre me está carcomiendo el alma, me mantiene en un estado de tristeza total, me está acabando la fe y las ilusiones, me está quitando las ganas de despertar cada mañana, me va matando las fuerzas con las que enfrentaba la vida, me ha puesto los pies de plomo haciendo más difícil mi andar, y mi cabeza es una maraña de confusiones que no me deja ni pensar.

Dame una razón para seguir amándote o para odiarte hasta repudiarte, porque este antojo que tengo de tu piel me hacer destrozarme los labios, que me llego hasta sangrar de tanto que me los he mordido por todos esos besos que no he podido darte, y mis caricias se están volviendo polvo entre mis manos que cada día se vuelven más ásperas, y mis ojos no hacen más que llorar y perderse mirando el horizonte buscando las respuestas que hoy te estoy pidiendo.

Dame una razón para ya no soñarte o para meterte en el baúl de mis recuerdos, porque tu nombre no deja de estar en mi, porque cada momento a solas no hago sino inventarme conversaciones que quiero tener contigo, porque siempre estoy hablando de ti con los demás, como ese gran amor que no supe retener a mi lado, como esa felicidad que conocí y que ahora me causa tanto dolor, como esa duda que me tiene fastidiada de esta vida infeliz que se me ha vuelto tan gris.

Dame una razón para buscar la forma de abrazarte o quítame estás ganas que tengo de ti, de sentir tu cuerpo junto al mío, de hacerte el amor cada noche, de consentirte, de cuidarte, de procurarte, de darte todo cuanto mereces y más, de darte quizá lo que ni tu mismo te imaginas que puedas merecer, pero no me dejes aquí flotando en la mitad de la nada, donde estás sin estar, donde no estás pero siempre tu presencia es la que va marcando el paso de las manecillas de mi reloj.

Dame una razón para vivir o dámela para morir, sin darme cuenta te di la potestad sobre mi existencia, con una sola palabra, con solo gesto, puedes ser el oxígeno en mis pulmones o la lanza mortal que atraviese mi corazón, creo que ni siquiera estás consciente de que tienes en tus manos esa decisión, sé justo vida mía, que dependo de ti, estoy colgando de los hilos que tu quieras mover, eres mi vida o mi muerte, eres la respuesta, eres mi razón, decide mi destino, amor mío...

BR

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top