José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Lo que deseamos de la vida
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
La vida dice el dicho popular que es dura y difícil pero la realidad es que la dificultad y la dureza son características muy subjetivas, y ...
La vida dice el dicho popular que es dura y difícil pero la realidad es que la dificultad y la dureza son características muy subjetivas, y lo que para unos parece lleno de dificultades para otros no es sino un reto a superar.

Mi experiencia, tras haber pasado de vivir durante muchos años pensado que todo era negativo, que la felicidad era esquiva y me había tocado vivir un camino de espinas y dolor por el resto de mis días, y haber descubierto después que eso no es cierto en la medida que yo decida que no lo sea, y que si finalmente mi convencimiento es que la vida debe ser un lugar donde puedo alcanzar mis sueños y tomar acciones que me completen y mejoren como ser humano, la felicidad y la satisfacción personal estarán acompañándome en ese camino, y esas dificultades serán la fórmula de obligarme a la superación diaria en pos de ser una mejor yo.

Hoy os dejo con una vieja historia que trata precisamente de eso, de lo que deseamos en la vida, de lo que nos gustaría tener y de lo que nos haría felices, y por supuesto de como conseguirlo.


"El Ángel Vendedor"

Un joven soñó que entraba a un supermercado recién inaugurado y, para su sorpresa, descubrió que un ángel se encontraba detrás del mostrador.
- ¿Qué vendes aquí? - le preguntó
- Todo lo que tu corazón desee -respondió el ángel.
Sin atreverse a creer lo que estaba oyendo, el joven emocionado se decidió a pedir lo mejor que un humano podría desear:
- Quiero tener amor, felicidad, sabiduría, paz de espíritu y ausencia de todo temor. Deseo que en el mundo se acaben las guerras, el terrorismo, el narcotráfico, las injusticias sociales, la corrupción y las violaciones a los derechos humanos. Cuando el joven terminó de hablar, el ángel le dijo:
-Amigo, creo que no me has entendido. Aquí no vendemos frutos; solamente vendemos semillas.

Posdata: Ya sabes, sólo depende de ti que las semillas que te han sido dadas al nacer se conviertan en frutos pletóricos y hermosos.

Fuente:
Motivalia

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top