José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Cultivemos la tolerancia
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Muchas personas hoy viven aceleradas, cargadas de estrés, de temores ante el futuro, y de mucha tensión, todo esto producido por lo que su...

Muchas personas hoy viven aceleradas, cargadas de estrés, de temores ante el futuro, y de mucha tensión, todo esto producido por lo que sucede en sus vidas cotidianas. Esto los lleva a volverse irritables, impacientes y hasta agresivos, haciendo que su margen de tolerancia se reduzca a la mínima expresión. A pesar de las tensiones que enfrentamos en el día a día, necesitamos aprender a resistir el hábito de reaccionar sin medirnos, para poder actuar con conciencia y responsabilidad ante el efecto que vamos a causar, en los otros y en nosotros mismos. Solo así podremos afrontar la situación de una manera más asertiva y positiva, sin correr el riesgo de convertirnos en parte de un problema que después tendremos que resolver.

Considero necesario aclarar que tenemos derecho a disentir y a pensar de una forma distinta a los demás, pero debemos recordar la importancia de buscar siempre el entendimiento, el acuerdo y la conciliación en el momento en que lo consideremos necesario. Mostrémonos dispuestos a actuar con empatía, esto significa colocarnos en el lugar de la otra persona para saber qué piensa y siente, para conocer sus razones y su punto de vista, de manera que podamos ampliar nuestra comprensión del otro para así mantener una comunicación fluida, que promueva un ambiente para la conversación, el respeto a las diferencias y la creación de acuerdos que propicien una buena relación. Cultivar la paz entre todos nos permitirá mantener un ambiente propicio para las relaciones cordiales, el intercambio y la convivencia.

Cuando somos capaces de colocarnos en el lugar de los demás podemos conocerlos mejor, esto nos ayuda a elevarnos por encima de nuestras diferencias para reconocer las semejanzas y la afinidad que existe entre ellos y nosotros, de manera que podamos acercarnos para compartir. A través de la empatía podemos aprender a convivir con nuestras diferencias.

Es más importante mantener una actitud abierta y dispuesta a reconocer los elementos afines, que insistir en un error o equivocación o en resaltar lo negativo de una actitud o un comentario. Si todos los que participamos en un mismo proyecto, en una relación o en una situación, nos mostramos interesados y dispuestos a conciliar las diferencias y a buscarle solución al problema (no como una señal de sumisión sino de sabiduría y tolerancia) podremos conseguirlo.

Comienza por aceptar lo que no puedes cambiar, tomando lo positivo de cada experiencia aunque esta haya sido difícil, dejando atrás todo lo que te ha hecho sentir mal y preparándote para resolverla, transformarla y superarla cuando se presente la oportunidad. Pregúntate: ¿Cómo te quieres sentir, cómo te gustaría actuar? Y decide dar los pasos necesarios para conseguirlo. Evita pensar en que todas las personas a tu alrededor conspiran en tu contra, y más bien, piensa que tal vez no han notado tu presencia y actúan equivocadamente impulsados por el estrés, la necesidad o la ignorancia que envuelve sus vidas.

Ninguna persona o situación tiene el poder de afectarnos a no ser que nosotros se lo concedamos. Serena tu estilo de vida, bájale la velocidad a tu rutina diaria, no te dejes atrapar por el estrés que te producen las tareas pendientes y las obligaciones, ten presente que estas son enemigas de tu felicidad. Recupera y mantén la calma y cultiva la paciencia, pues nada es lo suficientemente grave para hacernos perder la tranquilidad y el control de nuestra vida. Libérate de los pensamientos obsesivos y recuerda que todo tiene solución. En la medida en que mantengas la serenidad podrás tener la claridad mental para encontrar la salida.

Maytte Sepulveda

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top