José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Suplementos peligrosos para perder peso
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Son muchas las pastillas y otros milagros adelgazantes que pretenden hacer perder peso sin esfuerzo, como por ejemplo diuréticas, quita ham...
Son muchas las pastillas y otros milagros adelgazantes que pretenden hacer perder peso sin esfuerzo, como por ejemplo diuréticas, quita hambre, quemadoras de grasa, de venta en farmacias, herbolarios y hasta en redes sociales.

La mayoría de las pastillas y fármacos adelgazantes, ya sean con o sin receta médica, dicen tener efectos diuréticos, moderadores del apetito y quema grasas. Pero, a excepción de los medicamentos indicados en caso de obesidad, el resto son prácticamente ineficaces si no se combinan con dieta o ejercicio, y hasta peligrosos si se toman sin control.


Las pastillas o preparados adelgazantes pueden clasificarse en función del efecto que pretenden producir, pero los mas conocidos son los diuréticos y laxantes, estas pastillas son eficaces en caso de problemas digestivos y de retención de líquidos o problemas de estreñimiento, pero no eliminan los kilos de más por mucho que digan que eliminan las reservas de grasa del cuerpo. No se debe abusar de ellos porque pueden favorecer la deshidratación del organismo, lo que puede provocar fatiga y vértigos. Además, lo que hacen es eliminar líquidos, por lo que la bajada de peso es engañosa y vuelve a recuperarse en poco tiempo.

Las anfetaminas son otro ejemplo de pastillas para la perdida de peso, aunque fueron muy útiles tiempo atrás, hoy se sabe que no es lo más adecuado para tratar la obesidad, ya que pueden originar dependencia, alteraciones neurológicas, psicológicas y cardiovasculares. Quienes las consumen habitualmente, suelen presentar irritabilidad, depresión, agresividad, taquicardia e incluso, complicaciones más graves que pueden resultar fatales.

Siendo estos métodos agresivos para la salud, lo que los especialistas recomiendan para perder peso es consultar a un médico, sobre todo si la obesidad es severa o existen problemas de hipertensión, como así también emprender un plan de alimentación adecuado en complemento con actividad física.

Fuente: 

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top