José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Resolviendo el enojo en pareja
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Uno de los problemas frecuentes en pareja es que cuando hay alguna diferencia o discusión, el enojo se apodera de la situación y empiezan m...
Uno de los problemas frecuentes en pareja es que cuando hay alguna diferencia o discusión, el enojo se apodera de la situación y empiezan más problemas que soluciones.

Aunque sabemos que amamos, tenemos temores. Y uno de ellos, que siempre está presente, es el no querer perder a esta persona. Entonces, aunque hay ansiedad, frustración y dolor, esos sentimientos no salen de entrada, sino que es el enojo lo que más se logra identificar y también expresar.

Además, el enojo es lo que primero se presenta cuando hay una discusión. La demostración del enojo es diferente entre hombre y mujer. Las mujeres expresan el enojo con dolor, con llanto y aislándose. Los hombres lo expresan mediante la agresión, a veces el tomar y también aislándose. Esto se suma a que cuando hay una diferencia y no nos podemos comunicar, tampoco logramos expresar bien los sentimientos.

Pocas veces aprendemos a comunicar los sentimientos y lograr identificar las prioridades que éstos están dando a nuestra vida. Por eso es que casi nunca aprendemos a solucionar nuestros conflictos de manera pacífica y a buscar soluciones que van a beneficiar a las personas involucradas en el malestar.

Para poder manejar mejor un enojo, y no dejar que éste se apodere de la situación, los siguientes consejos pueden ayudar:
  • Relajación: El respirar profundo en el momento del enojo ayuda a que entre más oxigeno y esto, a su vez, ayuda a ver y tomar las cosas con calma. Recordar que el aire tiene que salir en el mismo tiempo que entra nos da un poco de tiempo extra para organizar las ideas antes de hablar.
  • Cambios de ideas: Es el cambiar nuestras actitudes cuando nos enojamos. Es que, si generalmente los pensamientos hacia uno o hacia la pareja son negativos y destructivos, los modifiquemos con algo positivo, como un pensamiento o una acción pacificadora y no alentadora del enojo.
  • Cambiar de escenario: Hay situaciones que generalmente nos pueden poner en situaciones de enojo más rápido. Lo importante es identificar estos escenarios, que pueden ser en casa o en la dinámica familiar; es ver qué cosas si se pueden cambiar y organizar para que no sean siempre problema y aprender a no solo echar la culpa sino el también aprender a ayudar para que este escenario no se repita.
  • Comunicarnos mejor: Cuando el enojo se apodera de la situación, las cosas que se dicen pueden ser hirientes y destructivas hacia la otra persona o hacia la relación, de las cuales luego surge un arrepentimiento. Algo importante para lograr el comunicarnos mejor cuando hay un enojo es el tratar de escuchar el doble de lo que hablamos. Es el hacer lo posible para entender mejor el punto de vista de la pareja, para así el dar opciones de soluciones y no solo ataques.
  • Usar el humor: Es necesario aprender a no tomarnos la vida tan en serio. Entender y aceptar que todos somos diferentes. Esto hará que, aunque en algunos momentos las cosas no sean como quisiéramos, logremos ser mas prácticos y tomar las cosas como parte de la vida diaria. Así la carga será menos y también el enojo. De esa forma también se vive mejor y más tiempo.
Hay que recordar que somos dueños de nuestras emociones y, por lo tanto, somos responsables de lo que hacemos con ellas.Viéndolo desde el punto de vista positivo, el conflicto es un motor de cambio social y sus efectos, siempre que sepamos manejarlos bien, permitirá establecer relaciones más cooperativas, donde siempre habrá un crecimiento.

Yoshi Alcalá
Psicología y Sexualidad
Licda. Psicología Clínica 
Conferencista en temas de Sexualidad

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top