José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Quererse para querer a los demás
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
La clave para mantener una relación satisfactoria y enriquecedora con los demás consiste en tomarse en cuenta y respetarse a sí mismo. ...
La clave para mantener una relación satisfactoria y enriquecedora con los demás consiste en tomarse en cuenta y respetarse a sí mismo.

En muchos casos, las personas confunden querer a otro con sacrificar sus sueños, deseos y hasta su identidad con el fin de complacerle.

Esto es algo que, con frecuencia, se presenta en las relaciones que mantenemos con los amigos, con la familia y con nuestra pareja. Cada vez que tratamos de aparentar ser quien en realidad no somos -y que escondemos nuestros verdaderos sentimientos, gustos y necesidades-, nos saboteamos la posibilidad de ser felices realmente. Lo mismo sucede cuando cedemos ante la presión o las exigencias que nos hace una persona querida, esperando que seamos o actuemos de una manera diferente a como somos en realidad. Esto puede llevarnos a ir contra nosotros mismos y, con el tiempo, a sentirnos incomprendidos y no queridos, lo que genera conflictos que terminan deteriorando la relación que mantenemos.

El amor verdadero no tiene nada que ver con sufrir o sacrificarnos todo el tiempo por otra persona que solo quiere complacerse a sí misma ignorando nuestro derecho a ser y a compartir en la relación que mantenemos con igualdad y reciprocidad.

Querernos implica que nos conocemos, que nos aceptamos y estamos dispuestos a hacer cuanto sea necesario para ser auténticos y honestos con nuestros sentimientos, pensamientos y valores. También significa estar dispuestos a hacer valer nuestros derechos, sin que esto implique en ningún momento irrespetar o violentar el derecho de los demás; y que nos atreveremos a poner límites en aquellas relaciones que atenten contra nuestra dignidad, bienestar y felicidad.

Lo más importante es tomar conciencia de que las relaciones, en especial con las personas que amamos, deben basarse en la reciprocidad, en el respeto, la consideración y el aprecio a lo que entregamos y recibimos, sin permitir que la búsqueda de nuestra comodidad nos lleve a ignorar el deseo, la necesidad y el derecho que tienen los que con frecuencia nos complacen, a recibir nuestros favores, atenciones, detalles y gestos amables.

Maytte Sepulveda

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top