José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Para qué sirve perdonar
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Perdonar puede ser una de las cosas más difíciles, sobre todo si sentimos que la persona a quien no podemos o no queremos perdonar, nos ha ...
Perdonar puede ser una de las cosas más difíciles, sobre todo si sentimos que la persona a quien no podemos o no queremos perdonar, nos ha hecho un gran daño.

En ocasiones mantener un resentimiento hacia alguien es nuestra manera de no permitir que se nos olvide el daño que nos hicieron, y el mantener el enojo es una manera de no “liberar” a la persona de su culpa. Llegamos a creer ya sea de manera consciente o inconsciente, que perdonar es como decirle a quien nos hizo daño algo como “está bien lo que me hiciste, no es importante”, y esto es sumamente difícil cuando consideramos que el daño fue muy grande.

Creemos que perdonar es un acto en beneficio de la persona que nos ha afectado, pero la realidad es que no es así. Perdonar es en realidad un acto de amor propio, y se hace no para liberar al otro de su culpa, sino para liberarnos a nosotros mismos de la situación que nos ha dañado.

Piénsalo. Si mantienes un rencor con alguien, ¿quién vive todas las emociones negativas de dolor, tristeza y enojo, cada vez que se recuerda la situación o a la persona que hizo el daño? Tú, y nadie más que tu. Cada vez que recuerdas lo que pasó, vuelves a vivir toda la situación y reactivas tu resentimiento hacia la persona, como si eso fuera lo adecuado, cuando en realidad quien se está afectando eres tu.

La situación ofensiva sucedió una sola vez en la realidad, pero tu te encargas de revivirla y padecerla por meses o años, recordando cada detalle como si hubiera sido ayer.

Perdonar significa soltar, dejar ya en el pasado lo del pasado. Significa no andar cargando con un costal pesado de resentimiento durante años, sino decidir dejarlo atrás. Finalmente, la persona que te hizo el daño, ya sea que se arrepienta o no, tendrá que vivir su propio proceso de culpa, o de indiferencia.

El mejor regalo que puedes hacerte a ti mismo, es perdonar a quien te ha dañado. Lo haces por ti, no por la otra persona. Reconoces el daño hecho, aprendes lo que te corresponde de esa experiencia, y sigues tu vida con alegría y fortaleza. Ese es el mejor regalo que puedes darte a ti mismo, ya sea que perdones a quien te hizo un daño muy grave, o que perdones a la persona que te insultó en la calle esta mañana, finalmente al perdonar, quien se beneficia enormemente eres tú.

Cuando es muy difícil soltar el pasado y perdonar, es muy recomendable hacer un trabajo de autoestima, ya que es un hecho que cuando tenemos baja autoestima, tendemos más a engancharnos en situaciones conflictivas con los demás, y por el contrario, con una autoestima fuerte, buscamos aquello que nos hace bien, como lo es el soltar un resentimiento que nos daña.

Fuente: Mi superación personal


About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top