José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Hago lo que amo, amo lo que hago
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
El tiempo que pasamos en el trabajo es, con frecuencia, superior al que pasamos en nuestra casa, si no consideramos el tiempo dedicado al...
El tiempo que pasamos en el trabajo es, con frecuencia, superior al que pasamos en nuestra casa, si no consideramos el tiempo dedicado al sueño. Tanto por la cantidad de tiempo que le dedicamos, como por el modo en que afecta a la calidad de nuestra vida, el "trabajo" influye de forma muy importante en el estado de salud de las personas.

Existen personas que ya desde la infancia sabían lo que deseaban “ser de mayores”. Frases como “quiero ser policía”, “quiero ser bailarina”, “quiero ser marinero”, etc, no son frases infrecuentes en boca de los niños.

En algunos casos, este sueño infantil es cultivado durante la adolescencia y la edad adulta, esforzándose la persona en cuidar su vocación, realizar los estudios correspondientes y ejercer aquello con lo que soñó desde la niñez.

Se trata de personas que “hacen lo que aman”, han conseguido realizar un sueño profesional y de este modo, además de obtener un sustento para sí y para sus familias, son felices desarrollando una actividad profesional determinada.

En muchos casos, no sucede esto. Bien porque los sueños se truncaron por razones diversas, como la incapacidad de poder realizar unos estudios por carencia de medios económicos, por circunstancias adversas familiares o del entorno. Bien, porque el individuo no tenía ya desde la infancia un gusto especial por alguna profesión en particular. O bien por otros motivos.

En cualquier caso, en esta situación, la persona elige realizar un trabajo que se ajusta más o menos a sus deseos y características personales o, incluso, se asume un trabajo que no gusta, única y exclusivamente por razones económicas, sociales o de otra índole.

En este caso nos podemos encontrar en una situación difícil si se da la circunstancia de que nuestro trabajo no nos gusta, dado que ello repercutirá, a buen seguro, muy negativamente en nuestra calidad de vida y, en último término, en nuestra salud, inicialmente en la salud mental, pero, con el tiempo, también en la salud física.

Cuando se da alguna de las circunstancias relacionadas en la segunda parte de este artículo, una buena alternativa al hecho de no “hacer lo que se ama”, sería “amar lo que se hace”, idea ya tratada por numerosos autores.

Existen numerosas formas de poderlo conseguir, aunque en ocasiones resulte difícil, del mismo modo que le resulta difícil a un bebé aprender a caminar.

Analizar las causas por las cuales no nos gusta lo que hacemos suele facilitar el camino para descubrir aspectos de nuestra identidad que pudieran resultar inmaduros (ideas, conceptos, prejuicios, complejos, frustraciones o insatisfacciones personales), los cuales podemos modificar para adoptar una actitud ante la vida más adaptativa y armoniosa.

Una vez detectados estos puntos oscuros de nuestra personalidad, podremos, en ocasiones con ayuda de un psicoterapeuta, iluminarlos desde una perspectiva vital nueva que nos permita entender la vida de un modo distinto y más adecuado a nuestras necesidades como personas.

Después de dar este paso nos será más fácil, en la mayoría de los casos, aprender a “amar lo que hacemos” y llegaremos a descubrir que ello no es tan distinto a “hacer lo que amamos”.

Tampoco sería conveniente, sabiendo que existe algo que nos gusta, una profesión o actividad que nos hace felices, por debilidad, comodidad o por otras circunstancias, no hacer los esfuerzos necesarios para poderla desarrollar y “resignarnos” a realizar algo que no nos gusta.

En este caso sería recomendable vencer las comodidades personales y sociales y dar un pequeño giro a nuestra vida para encaminarnos a realizar eso que en nuestro fuero más interno sabemos que es aquello con lo que nos identificamos y que nos hace felices.

Porque, siendo felices estaremos más sanos y, además, haremos más felices e irradiaremos salud a los que nos rodean.

Dr. Daniel Gabriel Calero. Médico 
www.Salud.es

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top