José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Cómo aceptar la ruptura de la pareja, aprender a dejar ir una relación terminada
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Cuando una relación llega a su fin ya ha habido, generalmente, suficientes pistas y análisis del problema que existe entre las dos personas...
Cuando una relación llega a su fin ya ha habido, generalmente, suficientes pistas y análisis del problema que existe entre las dos personas involucradas. Cuando ya no se puede hacer más, y esto no depende de la duración de la relación, sino de la calidad de la misma… es hora de aceptarlo y avanzar.

La ruptura de una pareja es un momento muy doloroso. Decir o aceptar el "no te elijo" es difícil. Si hay, además, otras cosas añadidas como traiciones o violencia de cualquier tipo, las cicatrices emocionales de una ruptura pueden quedar hiriéndonos mucho tiempo.
Aceptar la ruptura es un ejercicio complejo. No es fácil. Aquí tienes algunas ayudas para poder transitar ese camino y llegar al otro lado con el corazón más o menos entero.

Consejos para aceptar y superar la ruptura de la pareja
  • Ten en cuenta que el otro es un ser independiente. Fue maravilloso compartir un trecho del camino con él/ella pero es libre y único.
  • No eres culpable de la separación. Al menos no totalmente. Dos no bailan si uno no quiere.
  • Que esta relación haya terminado, no quiere decir que no haya más a la vuelta de la esquina.
  • Duele el rechazo. No sentirse querido es un golpe al ego. Lame tus heridas y encuentra otra persona que sí te acepte y te disfrute. Lo que para unos no es aceptable, para otros es el Paraíso.
  • Durante un tiempo vas a estar obsesionado con esta pareja y relación. Date tus tiempos. Hay que hacer un duelo emocional y enterrar para siempre el pasado. Cuando puedas recordarlo sin dolor… lo habrás superado.
  • Cuando estés listo, deshazte de todas aquellas cosas que te recuerden a tu expareja. Fotos, emails, mensajes, regalos. Déjalos ir.
  • Llora todo lo que necesites llorar. Una separación es dolorosa. Permítete sentir el dolor y expresarlo. Tienes que vaciarte del recuerdo. Poco a poco va a pasar.
  • Entiende las fases emocionales que acompañan tu duelo:
1. Sorpresa aunque lo vieras venir. El hecho de terminar con la relación es siempre un shock.
2. Dolor profundo.
3. Enfado, rabia.
4. Tristeza
5. Alivio
6. Recuerdo
7. Nada
  • No acoses o persigas a tu ex. Eso solo te traerá más dolor y conflicto. Aceptar que se vaya es duro, marcharte también, pero considera que estás empezando una nueva fase.
  • Si necesitas ayuda porque sientes que no puedes superar esta fase solo, acude a un profesional que te acompañe. Una terapia post divorcio no es algo inusual en estos días. Incluso puedes usar terapia online desde tu casa
  • Después de un tiempo, vas a sentir que se difumina el dolor. Es normal, la vida continúa y otras emociones y experiencias van a ir dibujándose sobre este momento de tu vida. Abraza el olvido con tranquilidad. Estás sanando.
El respeto a tu expareja

Quizá uno de los puntos más difíciles de aceptar una ruptura es conservar el respeto por la ex pareja. El primer impulso es de rabia, vergüenza, dolor, impotencia, todo focalizado en ese otro que termina con un sueño compartido. Sea consensuada, o no, la separación, siempre debes tener en mente que el otro es una persona independiente con quien has pasado un cierto tiempo de tu vida. No tiene obligación ninguna contigo excepto aquellas impuestas por la Ley de cada país. Emocionalmente no puedes ni debes ejercer presiones.

Es más, cuanto más lo intentes, más vas a dañar tu propia estima y más lejos de ti va a escapar esa otra persona.

Si tienes rencor, si te sientes humillado o herido, intenta, antes de terminar definitivamente tu relación, hablar sobre todas estas cosas que tienes pendientes. Si te separas sin poder hablar de ellas, van a crecer como fantasmas.

No insultes, vilipendies, critiques o hables mal de tu ex pareja o del tiempo que pasaron juntos. Sea un día o una década. Las cosas íntimas de dos personas deben mantenerse así, íntimas, dentro de un círculo personal de confianza mutua que no debe perderse con la separación. El dolor de la ruptura no es disculpa para una falta de ética con la persona que amaste.

Pequeñas cosas prácticas

· No tires el nuevo teléfono de contacto de tu expareja en un ataque de rabia. Puedes necesitarlo

· No obligues a tus amigos a elegir entre tú y tu expareja. Acepta que sean amigos de los dos o que ellos decidan

· Si tienes hijos con tu expareja, jamás les hables mal de su papá/mamá, ellos están al margen de las desavenencias y, además, no se pueden divorciar del otro.

· La ruptura de tu pareja no es el fin del mundo. Hay más vida por delante. Busca algo que siempre quisiste hacer y no hiciste. Hazlo y disfrútalo.

Veronique de Miguel

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top