José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Aquí y ahora…
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Hoy me siento bien. Me siento bien porque he dejado de pensar en lo que no tengo, para concentrarme en lo que tengo. Y tengo Tanto…… Ho...
Hoy me siento bien.

Me siento bien porque he dejado de pensar en lo que no tengo, para concentrarme en lo que tengo. Y tengo Tanto……

Hoy en la televisión, más concretamente en las noticias, salía una mujer joven, sentada en un roca, aferrada a una chaqueta y llorando con un desconsuelo que me llevó a mi propio llanto. Acababa de perder a su marido en el horrible tsunami que hace un par de días inundó una ciudad de Japón. Con fuerte mezcla de dolor y desesperación, se aferraba la chaqueta que había llevado su marido horas antes y que pudo recuperar de entre los escombros en los que había quedado atrapado el coche que él conducía. En ese momento pensé, “no somos nadie”. Esas miles de personas, han perdido familias, seres queridos, hogares y están a punto de perder la salud, y yo aquí, preocupándome por cosas que se me antojan, a día de hoy, “banales”.
Nos despertamos, salimos de casa, hacemos planes con la seguridad que los llevaremos a cabo, tal es la confianza, que hasta invertimos dinero en planes de “a largo plazo” y no sabemos, si quiera, si llegaremos a nuestro dormitorio esta noche.
No quiero entonar este post con tristeza, si no todo lo contrario, hemos darnos cuenta que la vida es HOY, es AHORA, es este momento. Debemos disfrutar cada minuto y no dejar de hacer y decir aquello que nos sale del corazón.
Ya el hecho de haber nacido es un milagro y una bendición.
Yo, personalmente, no me doy cuenta lo importante que es la salud, hasta que me duele algo…, qué pena, no? creemos un derecho el tener salud, y sin embargo no lo es, y más aún, no todo el mundo la tiene.
Hay quien dice que todo es “perfecto” y yo, así lo creo.
Todo en la vida, por doloroso que sea, nos hace crecer, nos hace aprender, nos hace más fuerte, y en ello radica su perfección, pues nos hace “trabajar” aquéllas cosas que no están bien colocadas dentro de nosotros, para que les demos un “ajuste de tuerca”.
Llevo un tiempo pasando una difícil situación, que me ha llevado, a veces, al extremo de la tristeza, de la desesperación , y sin embargo otras veces, me ha llevado a la paz más absoluta. Son éstos momentos los que nos enseñan quienes somos y los que nos hacen ver nuestros límites. Más de una vez me he sorprendido de ver que mis límites están mucho más lejos de lo que yo pude jamás pensar, que soy más fuerte de lo que llegue a imaginar y sobre todo, me ha llevado a ver que de todo se sale. 

A su vez, me ha hecho valorar todo lo que tengo, cuando creía que no tenía “nada”. De repente, por decirlo de alguna manera, me ví privada de un trabajo, de un coche, de viajes, de días de compras, de días de peluquerías, de cenas y cines, para verme reducida a una habitación, un ordenador y sometida a administrar como la mejor economista…. Todo esto me supuso un poco de desconcierto, y no porque llevara yo una vida de grandes lujos, no, en absoluto, un viaje al año, algunas compras de rebajas, de vez en cuando una cenita, nada del otro mundo. Mi desconcierto se manifestaba al pensar en “qué pasara mañana?” “cómo voy a hacer para salir de esta situación?”, estaba temiendo y proyectándome hacia un futuro incierto, sin pensar que la vida te puede cambiar en un segundo. Es cierto que debemos pensar en las soluciones a los problemas o a las situaciones difíciles, pero sin obsesionarse, pues lo que no tiene solución, no lo tiene, no, al menos en ese preciso momento y está fuera de nuestro alcance, así que para qué castigarnos? en esos momentos debemos “fluir”. Todo en la vida pasa por algo. Seguro que hay algo de todo esto que debemos aprender.

Poco a poco todo esto me ha hecho disfrutar de la agradable compañía de mi pareja, de un paseo en el campo, de una peli en la tele, de un libro, de mi tiempo para pensar, para analizar mis decisiones, para escribir este blog….. A su vez me ha recordado lo importante que es la familia, una conversación con mi madre puede alegrar mis mañanas. De hecho he bautizado esta situación en la que estoy con el nombre de “retiro espiritual”, pues me está cambiando mucho mi forma de ver la vida. De momento he conseguido centrarme en el “aquí y ahora”, en este momento….y dejar que la vida me guíe los pasos. He decidido disfrutar dándole besitos a mi novio, llamando a mi madre, hablando con mi hermana, leyendo, aprendiendo un nuevo idioma, mirando el sol y las estrellas, y manteniendo la fé y la esperanza de que pronto encontraremos nuestro lugar donde crear nuestro hogar, con permiso del Universo, claro.

Soy feliz, porque tengo AMOR, porque siento AMOR, porque río, lloro, sufro, me emociono…… y es porque estoy VIVA, y estar viva significa tener la oportunidad de experimentar, de encontrar, de conocer, de aprender y sobre todo de SENTIR.

Soy feliz porque mi vida, mi entorno, mi familia me ha enseñado a valorar todo esto…
Sé, que algún día echare de menos éste tiempo libre y me arrepentiré de no haberlo aprovechado, así que hasta que ese momento llegue, voy a disfrutar de lo que tengo y me voy a dedicar a ser feliz, entre otras cosas porque siendo feliz, es la única manera de atraer más felicidad a mi vida.
“En nuestra vida se ven reflejados nuestro pensamientos…..”

Julie


About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top