José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Aprendiendo a perdonar
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Aprender a perdonar es un proceso que requiere una autoestima sana, amor, comprensión y capacidad de decisión. Cuando una persona perdona a...
Aprender a perdonar es un proceso que requiere una autoestima sana, amor, comprensión y capacidad de decisión. Cuando una persona perdona a quien le ha hecho daño se libera de la tensión, el malestar, el dolor, la tristeza y el rencor. La persona a la que te resistes a perdonar no sufre las consecuencias de tu falta de perdón; por el contrario, quien más sufre por no concederlo eres tú, que vives con una carga emocional negativa que no te permite disfrutar de las cosas bonitas y buenas que tiene tu vida.

Antes de comprometernos a trabajar el perdón deberíamos preguntarnos si de verdad estamos listos para aceptar lo sucedido y pasar la página, si ya estamos en condiciones de colocarnos en el lugar del otro para comprenderlo desde su realidad y dejar salir la ira para sanar las heridas afectivas, con lo cual nos daremos la oportunidad de abrir un nuevo capítulo y podremos obtener el alivio integral que nos permita realmente poner ese recuerdo donde pertenece: en el pasado.

Perdonar no significa olvidar, sino soltar las emociones y los pensamientos negativos que nos mantienen atados al recuerdo de lo sucedido. Ese evento siempre formará parte de nuestra historia, solo que al perdonar podremos recordarlo sin emociones negativas.

Cuando perdonamos desde el corazón usamos el amor para ampliar nuestra comprensión del otro llegando a la conclusión, en la mayoría de los casos, de que no pudo comportarse de otra manera porque en ese momento no tenía la madurez, el conocimiento o los valores que la familia enseña para actuar como corresponde. Los comprendemos, pero no los justificamos porque cometieron un error grave, difícil y doloroso. Entonces será la vida la que se encargue de ponerlos en la situación apropiada para darse cuenta, reflexionar, revisar y corregir o resarcir sus faltas.

Por otro lado, perdonar no te obliga a la reconciliación, a menos que tú la desees. Practicar el perdón, aun cuando hayas decidido dar por terminada la relación, te ayudará a vaciar tu contenedor interno de las emociones y los pensamientos negativos que mantienen abiertas tus heridas afectivas, ofreciéndote la posibilidad de obtener algún tipo de conclusión o aprendizaje positivo de esa experiencia.

Maytte Sepúlveda

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top