José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Aprende a ser feliz
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
¿Cómo definimos la felicidad? ¿Tenemos cada persona una definición particular? ¿Depende mucho de nuestras circunstancias pasadas y actuales...
¿Cómo definimos la felicidad? ¿Tenemos cada persona una definición particular? ¿Depende mucho de nuestras circunstancias pasadas y actuales?

Cuando preguntamos a alguien sobre la felicidad, la respuesta no suele ser rápida. “Uhm, déjame pensar” es una reacción habitual. Porque lo que sí se sabe es que resulta complejo definir en qué consiste la felicidad.

En mi caso, lo puedo contar según las distintas etapas de mi vida, en las que el concepto ha ido evolucionando.

Cuando era pequeña, creía que la felicidad era una especie de don con el que se nacía o no se nacía. Lo tenías o no lo tenías. Todo se resumía en que nacías feliz por genética o porque te había tocado. En pocas palabras, habías tenido suerte. Unas personas estaban destinadas para ser felices y otras no. El papel que uno mismo tenía en su felicidad era casi nulo.

Fui creciendo y comencé a relacionarme con mi entorno. Llegaban las experiencias típicas del desarrollo. Entonces, mi concepto evolucionó. Ya la felicidad dependía más de mis circunstancias externas. Si no eran favorables, mi nivel de felicidad no crecía. Mi rol en mi propia felicidad seguía siendo pasivo a no ser que llegara una buena temporada.

Pero voy cumpliendo años y llega la hora de incorporarme a la vida laboral, los primeros sueldos, las decisiones más materiales (compra de un coche, una casa…). Es en ese momento cuando la felicidad depende todavía de tus circunstancias pero también de lo que posees, de los amigos y relaciones nuevas y del éxito cosechado en tu trabajo.

A lo largo de los años, me introduzco cada vez más en el mundo del coaching. A través de esta es una disciplina tomé realmente conciencia de que la felicidad depende también, en gran medida de uno mismo. Me di cuenta de que uno puede ser el protagonista de tu vida e influir directamente en su nivel de felicidad. Este “descubrimiento” me devolvió el poder y la responsabilidad de tomar acción para ser más feliz. Ya no era simplemente un sujeto pasivo en espera de que lo externo u otras personas cambiaran mi estado anímico. Mi felicidad estaba en mis manos.

Tu entorno, tus circunstancias vitales, todo influye. Pero, ¿qué hay de nuestra actitud respecto a esas circunstancias? ¿Qué hay con mirar dentro y conocerse con el fin de reaccionar mejor ante lo que nos ocurre a diario?

De eso trata el coaching. Por eso, transforma la vida de las personas. Si sabes lo que deseas en la vida y lo que realmente quieres ser, te marcas unos objetivos concretos, tienes parte del camino hecho.

Entonces, ¿existe una fórmula de la felicidad? Siempre contesto afirmativamente a esta pregunta, ya que coincide con el resumen de mi vida y la de cualquier ser humano. Aquí tienes sus componentes principales:


Genes. La predisposición natural que todos podemos tener al nacer.
Entorno. Nuestras circunstancias favorables facilitan que seamos felices.
Nosotros. Si sabemos cómo interpretar lo que nos pasa en la vida, cómo hablarnos ante ciertas vivencias, cómo elegir donde poner el foco (en lo malo o en lo bueno de la vida), entonces somos protagonistas en la construcción de nuestra felicidad.

Las situaciones que no nos gusten, seguirán existiendo. Más que negarlas, yo propongo aceptarlas y aprender de cada una de ellas. ¡Ah! También es crucial que cuando lleguen situaciones positivas, hay que reconocerlas, celebrarlas y disfrutar de ellas.

Y ahora, es el momento de preguntarse ¿Qué podemos hacer para potenciar aquella parte de la felicidad que depende solo de nosotros? ¿y si se pudiera aprender a ser feliz?

Este tema tiene mucha enjundia… continuará en una próxima publicación.

MONTSE HIDALGO
Directora Coordinadora del Programa Máster en Coaching Personal y Ejecutivo (UCJC) 

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top