José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: A medida que los viajes de los refugiados se vuelven peligrosos, #ACNUR busca opciones más seguras
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
La Agencia de la ONU para los Refugiados hace un llamado a los donantes por US$ 421 millones para proporcionar alternativas a refugiados que...
La Agencia de la ONU para los Refugiados hace un llamado a los donantes por US$ 421 millones para proporcionar alternativas a refugiados que emprenden peligrosos viajes hacia Europa.

Un joven envuelto en una manta térmica para prevenir hipotermia tras ser rescatado de un bote inflable junto a la costa de Malta, en noviembre de 2016. © Jason Florio/MOAS

Omar, de 15 años, es parte del creciente número de yemeníes que se han visto atrapados por un mortífero conflicto en su hogar, y no tuvo otra opción más que huir para salvar su vida. Pero cuando inició su viaje solo para encontrar la seguridad en Europa, comenzó su pesadilla.

Después de un viaje de siete días sobre el Mar Rojo a Sudán, le robaron el dinero que su familia había recogido para pagar su viaje y fue encarcelado. Liberado después de unos días, pasó las siguientes tres semanas cruzando el desierto del Sahara hacia Libia.

“Fue una pesadilla en la tierra, sin comida y aún peor, sin agua durante días”, dice. “Cuando llegué a Libia me quedé en la cárcel porque no tenía dinero para continuar el viaje”.

La semana pasada, reanudó su peligroso viaje, embarcándose en un barco de contrabandistas para cruzar el Mediterráneo. Después de encontrarse con dificultades, fue rescatado y llevado a Porto Empedocle, en la costa sur de Sicilia.

“Fue una pesadilla en la tierra, sin comida y aún peor, sin agua durante días”.

En un esfuerzo por ofrecer alternativas significativas a un número creciente de refugiados y otros como Omar, que hacen viajes cada vez más peligrosos a Europa, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados está haciendo un llamamiento por 421,2 millones de dólares (USD).

El número de refugiados y migrantes que llega a Europa desde África a través de Libia se incrementa y con ello, el riesgo de enfrentarse a la travesía del desierto y al Mediterráneo. En los primeros seis meses del año, 2.360 refugiados y migrantes han muerto o desaparecido en la ruta del Mediterráneo central, se cree que muchos otros han muerto tratando de atravesar Libia.

Omar (derecha), un refugiado yemení de 15 años, habla con el personal de recepción después de llegar a Porto Empedocle, Italia. © ACNUR/Carlotta Sami
“El movimiento de refugiados y migrantes a través del Sáhara y el Mediterráneo está cobrándose un altísimo precio en vidas humanas”, dijo Vicent Cochetel, Enviado Especial de ACNUR para la situación del Mediterráneo Central.

“Necesitamos alternativas más relevantes y viables a estos desplazamientos o el número de muertos y el sufrimiento continuarán incrementándose. Queremos expandir las actividades existentes o poner en marcha otras nuevas que proporciones vías efectivas y medios para proteger a refugiados y solicitantes de asilo a lo largo de las rutas que conducen a Libia, y apoyar la implicación de todos los actores en este esfuerzo”.

Para gestionar movimientos de población complejos, que implican rutas cambiantes, ACNUR propone una estrategia integral con intervenciones en tres puntos distintos: en los países de origen y tránsito en África subsahariana, en el norte de África y en los países de destino en Europa.

“El movimiento de refugiados y migrantes… está cobrándose un altísimo precio en vidas humanas”.

En los países del África Subsahariana, ACNUR propone asegurar el acceso al asilo, proporcionar servicios de acogida adecuados, reforzar el espacio de protección y proporcionar servicios de protección efectiva así como soluciones para aquellos que necesitan protección internacional. Esto implicaría la puesta en marcha de actividades de formación y capacitación, sensibilización sobre los riesgos de los viajes hacia Libia, mejorar la comunicación con los miembros de las comunidades que podrían emprender estas travesías a la vez que se apoyan mecanismos legales para hacer frente a la trata de personas.

En el norte de África, ACNUR trabajará para mejorar el acceso al asilo, sensibilizar sobre los peligros de la migración irregular y trabajará para reforzar el espacio global de protección, incluyendo mediante alternativas a la detención de refugiados y solicitantes de asilo.

ACNUR apoyará la formación dirigida a los servicios de guardia costera para que se asegure un trato humano y la provisión de asistencia humanitaria para aquellos rescatados o interceptados en el mar, facilitando una pronta identificación, incluyendo en puntos de desembarco, de aquellas personas en necesidad de protección como las personas más vulnerables, de forma que se pueda proporcionar atención y soluciones sin demora.

En Europa, ACNUR continuará apoyando, complementando y reforzando las capacidades gubernamentales existentes para asegurar un acceso seguro y efectivo al asilo, a los servicios de protección y a soluciones para personas de interés del ACNUR, con especial atención para aquellos con necesidades y vulnerabilidades específicas.

El llamamiento complementario que presenta ACNUR requiere de 421,2 millones de dólares, que incluyen 22,6 millones de dólares adicionales para países en África Occidental y Marruecos.

Este llamamiento actualiza y está elaborado sobre la base de anteriores peticiones como la del Plan Regional de Respuesta sobre Refugiados y Migrantes para Europa de 2017, así como el llamamiento para Libia sobre las necesidades para refugiados en el país por un monto de 62,4 millones de dólares que se presentó en mayo 2017. Complementa también las actividades puestas en marcha por otras organizaciones, como la OIM para migrantes que utilizan la misma ruta.

Fuente:

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top