José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Violencia doméstica: El delito oculto
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Una de cada cuatro mujeres en USA sufre algún tipo de violencia de manos de su esposo o su novio... (NR: y en los demás países pasa lo mism...
Una de cada cuatro mujeres en USA sufre algún tipo de violencia de manos de su esposo o su novio... (NR: y en los demás países pasa lo mismo, o peor!) Muy pocas lo comentan con otra persona: un amigo, un pariente, un vecino o la policía. 

Las víctimas de la violencia doméstica provienen de todos los sectores de la vida, de todas las culturas, de grupos de bajos o altos ingresos, de todas las edades, de cualquier religión. Ellas comparten sentimientos de impotencia, aislamiento, culpa, temor y vergüenza. 
Todos esperan que no suceda nuevamente, pero a menudo se repite. 

¿Es usted victima de malos tratos? 

¿La persona que usted ama. . . 
- la persigue a usted todo el tiempo? 
- la acusa constantemente de serle infiel? 
- se opone a sus relaciones con su familia y sus amistades? 
- le prohibe trabajar o asistir a la escuela? 
- la critica por cosas pequeñas ? 
- se pone iracundo facilmente luego de beber o consumir drogas? 
- controla todas su finanzas y la obliga a darle un detalle minucioso de lo que gasta? 
- la humilla delante de otras personas? 
- destruye su propiedad personal u objetos de valor sentimental? 
- le pega, golpea, abofetea, patea o muerde a usted o a los niños? 
- utiliza o amenaza con usar una arma contra usted? 
- amenaza con hacerle daño a usted o a los niños? 
- la obliga a copular contra su propia voluntad? 

Si su respuesta a las preguntas anteriores es «Sí» es hora de pedir ayuda. 

No ignore el problema:

- Hable con alguien. Parte del poder de quien la maltrata viene de estar protegido por el secreto. A menudo las víctimas sienten vergüenza y no desean que nadie se entere de sus problemas íntimos familiares. Diríjase a un amigo o a un vecino, o llame a la línea de auxilio doméstico para hablar con un consejero. 
- Planifique por adelantado y sepa lo que va a hacer si usted es atacada nuevamente. Si decide irse, escoja el lugar a donde irá; tenga dinero guardado. Ponga sus papeles importantes juntos -- licencia de matrimonio, certificado de nacimiento, chequero -- en un lugar donde usted pueda encontrarlos rápidamente. 
- Aprenda a pensar independientemente. Trate de hacer planes para el futuro y establezca unas metas personales. 

Si a usted la lastiman ¿que puede hacer? 

No existe una solución fácil, pero hay cosas que usted puede hacer para protegerse. 
- Llame la policía o a un alguacil. La agresión, aún por miembros de la familia, es un crimen. Casi siempre la policía tiene información sobre albergues y agencias que ayudan a las víctimas de la violencia doméstica. 
- Váyase de la casa o procure que alguien venga y se quede con usted. Váyase a un albergue para mujeres maltratadas. Para ubicar tales albergues, llame por teléfono a una línea de auxilio de su comunidad o a un centro de salud. Si cree que usted y sus hijos corren peligro, váyase inmediatamente. 
- Consulte con su médico o vaya a la sala de emergencia de un hospital. Solicite al personal que tome fotografías de sus heridas y mantenga un récord detallado por si acaso usted decide tomar acción legal. 
- Comuníquese con el tribunal de relaciones familiares y pida información sobre cómo obtener una orden civil de protección que no involucre acusaciones criminales ni penalidades. 

¿Ha lastimado usted a alguien de su familia? 

- Acepte el hecho que su comportamiento violento destruirá a su familia. Esté consciente de que cuando ataca físicamente a otra persona, usted está violando la ley. 
- Asuma responsabilidad por sus acciones y obtenga ayuda. 
- Cuando sienta que aumenta la tensión, váyase. Utilice la energía proveniente de su ira para caminar, trabajar en un proyecto o practicar algún deporte. 
- Llame a una línea de ayuda para casos de violencia doméstica o a un centro de salud y averigüe sobre los servicios de consejeros y grupos de apoyo para las personas que maltratan a sus familiares. 

El alto costo de la violencia doméstica:

- Los hombres y las mujeres que siguen el ejemplo de sus padres y usan la violencia para resolver los conflictos, les están enseñando el mismo comportamiento destructivo a sus hijos. 
- Puede perder el empleo o su carrera profesional
- Puede quedar incapacitado debido a lesiones o arrestos
- A causa de la violencia doméstica se pierden muchas vidas que podrían salvarse.

NOTA: Aquí transcribimos consejos del sitio Web del NCPC - Consejo Nacional para la Prevención del Crimen, pero en casi todos los países latinoamericanos existen organizaciones similares, que brindan ayuda y la misma clase de consejos. 

RECUERDE: ¡NO LUCHE SOLO CONTRA EL DELITO!

Tomado del sitio Web del NCPC - Consejo Nacional para la Prevención del Crimen


About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top