José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Las frases que a nadie le gusta escuchar
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Empatía- Habilidades Sociales 1. “¡Usted, venga aquí!” Mejor, pedirlo “por favor” o ir a hablar con la persona. 2. “De todos modos,...
Empatía- Habilidades Sociales

1. “¡Usted, venga aquí!” Mejor, pedirlo “por favor” o ir a hablar con la persona.

2. “De todos modos, no lo entendería”. Es preferible decir: “Permítame que le intente explicar…”

3. “Éstas son las normas”. Si existen reglamentos estrictos, debemos tratar de explicarlos para intentar convencer a nuestro interlocutor.

4. “No es asunto suyo”. Una expresión que suele verse como una falta de respeto. Si hay algo que no puede decirse, podemos limitarnos a explicar las razones.

5. “¿Y qué quiere que haga yo?” Resulta mucho más efectivo decir: “Lo siento, no sé qué hacer ahora mismo, pero me gustaría poder ayudarle.”

6. “¡Cálmese!” Puesto que quien dice esto suele hacerlo gritando o incluso amenazando, sólo logra el efecto opuesto. Es preferible decir en voz baja: “Hablemos, seguro que hay una solución.”

7. “¿Cuál es su problema?” Esta frase desencadenará fácilmente un enfrentamiento. Suena más suave decir: “¿En qué puedo ayudarle?”

8. “Usted nunca…” / “Usted siempre…” Esta frase generalizadora está detrás de muchos divorcios y conflictos laborales del mundo. Es mejor sustituirla por: “En este momento, tú/usted…”

9. “Es por su propio bien”. Si es cierto, entonces hay que agregar un ejemplo, como: “Si hacemos las cosas de esta manera, para usted será mejor porque…”

10. “¡Sea razonable, por favor!” Dado que todos creemos ser perfectamente razonables, es preferible: “A ver si he entendido bien lo que me ha dicho” y repetir a la persona sus propias palabras para que reflexione en el momento.

Del libro Judo verbal de George Thompson (experto en comunicación que creó una serie de técnicas especialmente útiles para las personas que tratan a diario con personas irritadas)

Este arte marcial de la boca y los oídos está orientado a evitar el conflicto redireccionando los hábitos lingüísticos negativos. Al escuchar y hablar de forma más efectiva, logramos crear un clima de empatía con los demás, con lo que salvamos numerosas disputas.


About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top