José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: ¡Eso no es problema déjeme ayudarlo!
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
"Es increíble cómo el buen trato y la buena disposición no sólo mejoran la comunicación, sino que facilitan la comprensión y la acepta...
"Es increíble cómo el buen trato y la buena disposición no sólo mejoran la comunicación, sino que facilitan la comprensión y la aceptación de los diferentes puntos de vista"

Ayer alguien me iluminó el día, y sólo necesitó un par de palabras amables y una sonrisa. Después de estar en una larga cola, soportando la desidia de una empleada malhumorada y prepotente que ponía todo tipo de trabas, justo antes de ser atendida, hubo cambio de turno. Yo ya estaba preparada para una respuesta desagradable; pero, para mi sorpresa, la persona me invitó a avanzar con una sonrisa, y mientras yo le explicaba mi situación, ella me escuchaba con atención. Al final me dijo: "no se preocupe, señora, esto no es problema, déjeme ayudarle y en media hora todos sus documentos estarán listos". Me quede atónita, no lo podía creer, y no sólo eso, me recomendó un lugar cercano, donde servían un buen té, para que descansara mientras esperaba. Esa persona hizo la diferencia, no sólo con hacer bien su trabajo, sino con su extraordinaria actitud de servicio.

Es increíble cómo el buen trato y la buena disposición no sólo mejoran la comunicación, sino que facilitan la comprensión y la aceptación de los diferentes puntos de vista. Muchas veces estamos a un paso de la solución de un conflicto con sólo decir "lo siento mucho", "tal vez tengas razón, voy a pensar en ello", "déjame solucionarlo"… o si fuésemos capaces de aceptar esa diferencia que tenemos con el otro, pero que al final, no nos determina. Si tuviésemos la disposición de pasar por alto el tono que la otra persona usó cuando nos dijo algo... pero, elegimos molestarnos, reaccionar y enfrentarnos a los demás, por cosas tan pequeñas y sin importancia que nos impiden relacionarnos y actuar de una mejor manera.

Aprendamos a elevarnos por encima de nuestros temores, complejos, prejuicios y limitaciones, para considerar que lo más importante es contribuir con la paz en todo momento, para que ésta no sólo nos beneficie a nosotros, sino a todos por igual. Así, lograremos unirnos, a pesar de nuestras diferencias personales, en torno a los ideales y a los sueños que tenemos en común. Con el tiempo, veremos todas las situaciones que vivimos como una oportunidad para aprender, madurar y trascender.

Muchas veces ignoramos la responsabilidad que tenemos a partir del momento en que habitamos en un lugar determinado. No podemos permanecer pasivos e indiferentes frente a todo lo que ocurre a nuestro alrededor, pensando que alguien se hará cargo. Nosotros somos el elemento más importante al momento de aumentar el bienestar y la calidad de vida que un lugar nos puede ofrecer. Observémonos para decidir cuáles actitudes o comportamientos debemos asumir y cuáles suprimir, para convertirnos en ciudadanos ejemplares al hacerles más agradable a otros la convivencia en nuestra comunidad. Seamos amables, agradecidos, honestos, serviciales y solidarios, de esta manera lograremos contribuir con la mejora de nuestras condiciones de vida. Dejemos de esperar a que las personas o las autoridades que tienen supuestamente la responsabilidad de hacerlo hagan algo para mejorar o solucionar nuestros problemas, y tomemos la iniciativa de hacer nuestro mejor esfuerzo para contribuir, independientemente de que no nos califiquen, nos reconozcan o agradezcan por hacerlo. La recompensa será la satisfacción que sintamos después de actuar de una manera positiva y diferente al resto de la gente.

¡Suelta el pasado, deja de preocuparte tanto por el futuro, vive el presente, la vida es maravillosa, todo va a estar bien!

Maytte Sepulveda

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top