José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Si te sucede esto, tienes estrés
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
El estrés es uno de los factores de riesgo para la salud más habituales en la actualidad, ya que afecta a un gran número de personas y caus...
El estrés es uno de los factores de riesgo para la salud más habituales en la actualidad, ya que afecta a un gran número de personas y causa malestar no sólo a nivel físico sino también a nivel mental. Sin embargo, cuesta saber cuándo tenemos cierto nivel de estrés que necesitamos controlar para cuidar de la salud.

Con una imagen te damos al respuesta, si te sucede esto que mostramos arriba, es porque tienes estrés continuo y éste ya está afectando tu salud. Es decir, si cuando estás en el trabajo no haces más que pensar en el sueño y las ganas de dormir, pero cuando por fin en casa te dispones a conciliar el sueño las preocupaciones y la gran cantidad de tareas no te deja dormir, estamos ante la presencia de una de las consecuencias más comunes del estrés: el insomnio.

Así, se crea un circulo vicioso del cual no es fácil salir, pues durante el día sentimos cansancio, somnolencia, desgano y fatiga física, mientras que por la noche no podemos relajarnos para descansar. Es decir, el estrés ha llegado a cierto nivel en el cual no resulta en beneficio para ser más productivo y rendir más, sino todo lo contrario, nos está afectando seriamente 

El dormir poco también genera otras consecuencias, por ejemplo, se vincula a mayor riesgo cardíaco, menor productividad física y mental e incluso, a tener más ansiedad y comer peor y en mayor cantidad.

Así que, si te sucede esto, estás ante la presencia de cierto nivel de estrés que necesitas controlar para no perjudicar tu salud. 

Como decir NO sin sentirse culpable
Hoy voy a tratar un tema que llevan muchas personas a sus espaldas...el poder decir no sin sentirse culpable con los demás, en nuestra infancia creo que debieron olvidar a enseñarnos como establecer prioridades sobre nosotros mismo y sin sentir que hacemos algo malo DECIR NO.

Decir SI a todo tiene sus problemas y para nada son pequeños, un@ empieza a comprometerse con mas y mas cosas llegando un punto en que su vida personal pasa a un segundo plano, algo que irremediablemente terminara por agotarnos, hacernos colapsar y probablemente fracasar en la mayoría de las empresas que montemos.

Pesa el por y el contra
Hay situaciones en las que una respuesta negativa no es la bienvenida. Cuando una compañer@ de trabajo te pide que le eches una mano sobre un dossier porque actualmente tiene un gran problema personal, más vale aceptar. Por el contrario, si notas que te angustias cuando te piden dinero prestado ¡no lo aceptes! Piénsalo bien antes de responder: lo que sientas te guiará a tomar una decisión.

Tómate tu tiempo
Muchas veces aceptas una invitación o un trabajo suplementario porque das tu respuesta inmediatamente. ¿Porque responder enseguida? Solicita un tiempo de reflexión antes de dar tu respuesta.

No te culpes
Cuando alguien se toma la molestia de hacerte una pregunta, es porque no tiene porque haber una respuesta afirmativa. Estás totalmente en tu derecho para negarte a prestar 500€ a tu compañer@ de trabajo o de no aceptar una invitación a casa de tu suegra. La gente que te rodea es perfectamente capaz de comprender que no estás a su disposición, ¡y no te van a odiar por eso!

Prepárate
Entrénate para decir "no”. Prepara frases que utilizarás cuando no tengas ganas de aceptar una "oferta”: « Lo siento pero no podré hacerlo », « Desgraciadamente me resultará imposible”. Repítelo en tu cabeza y así te sentirás preparad@ para decirlo cuando se presente la ocasión. Cuando llegue el momento, no tengas miedo de afirmar tu postura, repitiéndote en tu cabeza frases del tipo: « Tengo derecho a decir lo que pienso », « No estoy a su disposición…”

Se diplomática
Procura tener tacto cuando des una respuesta negativa a tu interlocutor. Evita mandar a paseo cuando te pidan un favor. Di que lo sientes y que no podrás ayudar. ¡Siempre se acepta más fácilmente una respuesta diplomática!

Propón una solución
Si te cuesta decir que no y te sientes culpable, propón una alternativa « No puedo cuidar a tu hija el sábado, pero si quieres, puedo ocuparme de ella el martes por la noche”. Tu buena voluntad no dejará indiferente a la persona que te pide un favor.

Fuente: Terapias Diarias


About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top