José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Niños solos en el hogar: una guía para los padres
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Su hijo de diez años regresa a casa de la escuela a las tres de la tarde y se ocupa de sus necesidades - come algo, habla por teléfono, hac...
Su hijo de diez años regresa a casa de la escuela a las tres de la tarde y se ocupa de sus necesidades - come algo, habla por teléfono, hace sus deberes, ve televisión - hasta que usted llega a las seis... o más tarde.

El niño es demasiado grande para ir a una guardería infantil pero aún no es un adulto. Usted se preocupa, pero ¿qué puede hacer? 

Usted no está solo. Los padres que trabajan - que son la mayoría en las familias de hoy en día - comparten la ansiedad, frustración y aún el temor proveniente de dejar a los niños librados a si mismos cuando termina el horario escolar, cuando los arreglos con vecinos y parientes son imposibles o cuando, simplemente, no hay otras alternativas. 

¿Sus niños pueden... 
- cumplir estrictamente la orden de ir directamente a la casa luego de salir de la escuela? 
- usar facilmente el teléfono y los aparatos de la cocina y abrir cerraduras? 
- cumplir reglas y seguir bien las instrucciones? 
- enfrentar situaciones inesperadas sin caer en el pánico? 
- quedarse solos sin tener miedo? 

¿Qué puede hacer usted? 

- Converse estos asuntos con ellos y escuche atentamente sus preocupaciones e ideas. Lleguen a un acuerdo sobre reglas a seguir al invitar a sus amigos, cumplir con las tareas de la casa, hacer los deberes y ver televisión. Recuerde que quedarse solo en casa puede fortalecer la auto - estima, el sentido de responsabilidad y las habilidades prácticas de su niño. 
- Asegúrese de que sus niños estén capacitados para cuidar de si mismos. 
- Enséñeles las reglas básicas de seguridad. 
- Sepa dónde están sus niños, qué están haciendo y con quién están. 

Una palabra sobre la curiosidad... 

¿Existen cosas que usted no desea que sus hijos toquen? 
Dedique tiempo a hablarles sobre las consecuencias mortales de jugar con armas de fuego y herramientas eléctricas, o ingerir medicinas, bebidas alcohólicas y productos de limpieza. Asegúrese de mantener estos artículos en un lugar seguro, fuera de la vista y bajo llave o candado. 

Enseñe a los niños que quedan solos en casa:

- Cómo llamar 9-1-1 o el número para emergencias de su área o cómo llamar a la operadora. 
- Cómo dar las direcciones para llegar a su casa en el caso de producirse una emergencia. 
- A llamarlo a usted o a un vecino inmediatamente después de llegar a la casa. 
- Que no deben aceptar regalos o subir al vehículo de alguien a quien no conozcan bien. 
- Cómo utilizar las cerraduras de puertas y ventanas y el sistema de alarma si hubiera alguno. 
- Que no deben dejar entrar a nadie en la casa sin antes pedirle permiso a usted. 
- Que no deben decir a nadie que llame o venga de visita que están solos (dirán «Mi mamá no puede atenderlo ahora»). 
- A llevar una llave de la casa en un lugar seguro (en el bolsillo de la camisa o en un calcetín) y a no dejarla bajo un felpudo o en una ranura. 
- Cómo escapar en caso de incendio. 
- A no entrar en una casa o apartamento vacío si las cosas no parecieran estar en orden ¿si ven una ventana que ha sido forzada, una lámpara rota o una puerta abierta. 
- A comunicarle a usted cualquier cosa que los asuste o les haga sentir incómodos. 

¡Asuma una posición!

- Colabore con las escuelas, instituciones religiosas, bibliotecas, centros recreativos y comunales y las organizaciones de jóvenes en la creación de programas que le proveerán a los niños mayores de 10 años un lugar a donde ir y una ocupación a la cual dedicarse después de las clases, un lugar seguro para hacer los deberes, practicar deportes, tomar clases de manualidades, o donde les den tutoría. Y ¿no sería interesante un proyecto de mejoramiento de la comunidad que los mismos jóvenes pudieran diseñar y llevar a cabo? 
- Pídale a la empresa donde trabaja que auspicie una clase de Destrezas de Supervivencia para los hijos de los empleados. Se puede iniciar el programa con un desayuno o almuerzo para los padres y los hijos. 
- ¿Su comunidad tiene una línea telefónica de auxilio para casos de crisis? Pida que se experimente con una línea de apoyo a la que los niños que están solos en la casa pueden llamar para solicitar ayuda en la ejecución de sus deberes o de comidas o simplemente para hablar con alguien. 
- Colabore con la compañía telefónica en la distribución de tarjetas 9-1-1 con espacio para que el niño escriba las instrucciones para llegar a su casa y los números de teléfono de los trabajos de sus padres. 

Mantenga estos números importantes cerca de su teléfono:

- El teléfono de lugar donde trabaja mamá o papá (Vecino) 
- Pariente o amigo que viva o trabaje cerca 
- Policía 
- Bomberos 
- Centro para casos de envenenamientos 
- Emergencia médica 
- Ayuda en caso de emergencia 911 u operadora 
.
NOTA: Aquí transcribimos consejos del sitio Web del NCPC - Consejo Nacional para la Prevención del Crimen, pero en casi todos los países latinoamericanos existen organizaciones similares, que brindan ayuda y la misma clase de consejos. 

RECUERDE: ¡NO LUCHE SOLO CONTRA EL DELITO!

Tomado del sitio Web del NCPC - Consejo Nacional para la Prevención del Crimen.
Fuente: Foro de Seguridad


About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top