José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Delimitar los espacios en la pareja
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Uno de los elementos primordiales en las relaciones de pareja es saber distinguir los espacios, compartidos y personales. Por este tema sur...
Uno de los elementos primordiales en las relaciones de pareja es saber distinguir los espacios, compartidos y personales. Por este tema surgen muchas peleas en las parejas. Si ponemos en práctica los tres consejos que os voy a dar, estoy segura de que cada uno dispondrá de más espacio y la vida de pareja mejorará.

Hoy he aprendido una cosa que sospechaba, al final mi intuición no me ha fallado. La pareja la forman tres. En verdad era algo que sospechaba y no estaba segura, por fin lo he confirmado. Sí, sí la pareja la forman tres. Tres factores definidos: el espacio personal de uno, el espacio personal del otro y el espacio compartido, el que forma la pareja. Esto es en la teoría; en la práctica se interpreta como momentos, ocupaciones y asuntos para cada uno. Bien,lo que pasa es que en general esta forma no es la que habitualmente practicamos, lo que sucede es que se desvía en dos direcciones opuestas y cada cual más perjudicial.

Frecuentemente en las parejas los espacios personales se reducen mucho. Esto es por la creencia social que tenemos de que cuando se forma una pareja “dejan de existir” como seres separados y pasan a “ser uno solo”. Por suerte es imposible de conseguir aunque puede servir como perspectiva para que los espacios personales disminuyan. Esas parejas tienen buenas pretensiones, estar de acuerdo con el otro. Creen que el amor consiste en eso aunque terminan ahogándose, porque no hay suficiente espacio entre ellos.

Igualmente existen otro tipo de parejas, las que incrementan el espacio personal menguando el de la pareja. Comparten poco espacio juntos, pero esos momentos pueden ser muy preciados y valiosos. Pero corren riesgo, no tienen la oportunidad de planear el futuro y carecen del apoyo y compañía del otro.

No hay un límite de cantidad ni calidad con respecto al espacio requerido, cada pareja debe encontrarlo, no se tienen que sentir asfixiados ni alejados. Hay que tener claro lo que incumbe a la pareja y lo que no. Para ello les doy estos tres consejos:
  • ¿Equilibrio semejante a igualdad? Hay que tener en cuenta que los dos no necesitan el mismo espacio, a veces uno necesita más espacio personal que el otro, esto no quiere decir que quiera menos a su pareja, de lo que se trata es de respetar el espacio del otro.
  • Conformidad en el espacio común. El espacio compartido es algo de dos, si queremos que algo pertenezca a ese espacio ambos debemos estar de acuerdo en ello. Si uno no quiere no debe obligar o forzar al otro a hacer algo que no quiere. Un ejemplo muy común: “Nos vemos sólo cuando él (o ella) quiere”. Y eso no es verdad, pues dos no se ven si uno no quiere aunque uno “quiera siempre”, cosa incierta, porque no se puede estar todo el día libre para el otro. Si se diera el caso, el otro no tiene por qué querer lo mismo, y no pasa nada.
  • Independencia en el espacio personal. Es distinto que en el espacio común. Es suficiente con que uno quiera algo y lo encaje en su vida, siendo admitido. No se puede obligar al otro a que haga algo sólo porque nos guste, o al contrario, “no dejarle” hacer algo que le guste por el simple hecho de que a nosotros no nos agrade. Cierto es que hay cosas que no se pueden quedar en el espacio personal sin que ello influya en la pareja. Lo más importante de la pareja es el respeto hacia el otro y la independencia.
A veces puede resultar complicado ejercer estos pasos, pero son muy necesarios para la vida en pareja.

El amor verdadero es aquel donde dejas que tu pareja tenga libertad, que no se sienta con las cadenas de la esclavitud, y veras que como la paloma mensajera, regresara a ti.

Vanessa Arjona


About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top