José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Cuidados del final (o cómo terminar una relación) por Merlina Meiler
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Estás por terminar una relación. Te has dado cuenta de que las cosas no funcionan. Hay algunos cuidados del final que te pediré e...
Estás por terminar una relación.

Te has dado cuenta de que las cosas no funcionan.

Hay algunos cuidados del final que te pediré encarecidamente que tengas, por ti y por la persona que ha compartido contigo distintas vivencias cercanas durante este tiempo.

– Si has decidido no seguir, hazlo en persona (o por lo menos, telefónicamente). He oído acerca de algunas parejas en las que un integrante terminó por correo electrónico, por mensaje de texto o por Whatsapp. Me parece que un final, aunque sea generado por una sola de las partes, incumbe a los dos por igual, y lo mejor es que ambos tengan la posibilidad de decirse lo que piensan y sienten verbalmente. Si quieres dejar algo por escrito, pues adelante, pero que sea un segundo paso, no el primero y único.

– No busques herir ni denigrar a la otra persona, independientemente de lo que haya hecho. Los insultos y las agresiones generan, como contrapartida, más insultos y agresiones, dejan un sabor amargo y además, la sensación de que el asunto está inconcluso.

– Si te ves obligado a tomar esta decisión por circunstancias externas, (tal vez el otro te defraudó o te mintió), igualmente pon el punto final en tus propios términos. No finjas ni te muestres como no eres, porque no tiene sentido que te engañes a ti mismo (a esta altura, cada vez importa menos lo que piense el otro). Mantente en tu eje. Si precisas un escudo para que la situación no te duela tanto, hacer uso de tu entereza, de tu sinceridad y de tus convicciones propiciará una resolución más favorable para ti.

– Detalles innecesarios: mejor abstenerse. Si no estás enamorado, planeas intentar algo con otra persona o el otro te aburre/no te parece buen compañero o amante, es mejor dejar estos pormenores enterrados en el pasado y enfrentar la situación de la ruptura con una actitud más condescendiente y relajada, que redundará en beneficio de los dos.

Todas estas ideas van más allá de que albergues el deseo de seguir “como amigos” o que no se te pase por la cabeza que se vuelvan a ver. Piensa en tratar al otro como te gustaría que te traten a ti en todo momento, y obvia el resto. Así tendrás un panorama más claro sobre qué decir o hacer y qué evitar.

Tanto en los albores de un vínculo sentimental como en etapas más avanzadas, tienes el derecho de no querer seguir adelante con lo que se venía planteando hasta ahora. La forma en que decidas encararlo y los cuidados finales que prodigues (a ambas partes) dirán mucho de ti y podrán ayudar a que te sientas más aliviado a futuro.

Fuente: 
Mejora Emocional

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top