José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Comunicándome con mis hijos
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
La comunicación es el vehículo que utilizamos las personas para relacionarnos. El modelo que utilizamos varía, ya que ésta puede ser hablad...
La comunicación es el vehículo que utilizamos las personas para relacionarnos. El modelo que utilizamos varía, ya que ésta puede ser hablada, escrita, a través del lenguaje corporal, estados anímicos, expresiones faciales, etc. A través de la misma expresamos lo que queremos, deseamos, sentimos y pensamos.

Algunos padres piensan que comunicarse con sus hijos es aleccionarlos, es decir, transmitirles una serie de conocimientos que a ellos les han resultado útiles; por ejemplo: "Juanito, come verduras", "Mariíta, ponte el suéter", "Luis, obedece a tus maestros", "Daniela, haz tus deberes"... Sin embargo, comunicarse con ellos es más que transmitirles información: es transmitirles amor, cuidado y protección. A través de la comunicación unimos los sentimientos de los padres con el de los niños.

Una comunicación sana, en la cual se transmita un mensaje claro que no involucra dañar al niño física y/o emocionalmente y que no conlleve un doble mensaje o mensaje subliminal es uno de los requisitos básicos para desarrollar una personalidad saludable, establecer una buena comunicación con los padres y es la base para tener buenas relaciones sociales. Una sana comunicación dentro de la familia le brinda al niño la oportunidad de crecer feliz, sano y seguro.

La comunicación sana y efectiva ayuda a nuestros niños a: sentirse cuidados, amados, importantes, seguros, pertenecientes a un grupo social, no aislados en sus problemas, a decirles a otra persona lo que necesitan, desean y sienten, y a hablar con sus padres claramente cuando sean mayores.

Además, la comunicación con los hijos trae los siguientes beneficios para los padres: sentirse cercanos a su hijo(a), saberse con las herramientas necesarias para poder ayudarlo al crecer y manejar su propia frustración y tensión.

He aquí unas herramientas que pueden ayudarlo a tener una comunicación sana y efectiva con sus hijos:
  1. Recuerde que para que su hijo se sienta cómodo contándole lo que le sucede, debe de predominar un ambiente de sinceridad, confianza y confidencialidad. Estos tres elementos construirán un clima emocional que facilita la comunicación.
  2. Esté disponible cuando su hijo quiera platicar con usted, lo que implica hacerle saber al niño que usted tiene tiempo para él diariamente.
  3. Sepa escuchar a su hijo. Algunas veces, como padres no les es posible solucionarles los problemas a sus hijos o aliviarles el dolor, pero el simple hecho de que usted los escuche, los hace sentir su apoyo.
  4. Muestre interés por las ideas, sentimientos y actividades diarias de su hijo; de esta forma le transmitirá el mensaje : "Lo que es importante para ti es importante para mí".
  5. Demuestre empatía, lo que implica tratar de entender lo que su hijo siente.
  6. Asegúrese de que su hijo sepa que lo está escuchando y que lo entiende, o que por lo menos trata de entenderlo lo mejor posible.
  7. Sea un modelo de comunicación para sus hijos. Esto lo logrará al utilizar un lenguaje amplio sobre los sentimientos, evite darle mensajes contradictorios. Ayúdelo a expresar sus sentimientos, con el fin de que los aprenda a manejar, controlar y canalizar de una forma apropiada. Recuerde que sus hijos imitarán su tono de voz, gestos y formas de expresiones al hablar; ya que usted es el ejemplo número uno para ellos.
Ana Lucía Novales
Psicología Clínica, Educativa y Familiar
Niños y Adultos

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top