José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: ¿Cómo puedo sentirme más competente como papá?
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Primero empecemos con lo que no hay que hacer: Cuando tu hija empiece a quejarse, no se la pases a tu pareja. Quizás mamá sabrá cómo calmar...
Primero empecemos con lo que no hay que hacer: Cuando tu hija empiece a quejarse, no se la pases a tu pareja. Quizás mamá sabrá cómo calmarla un poco más rápido que tú, pero la verdad es que todo lo que sabe lo ha aprendido con la práctica. 

La mejor forma de sentirte más cómodo con tu niña es cuidándola todo el tiempo que te sea posible. De hecho, las investigaciones demuestran que uno de los mayores obstáculos que enfrentan los papás para sentirse cómodos con sus bebés es la "falta de oportunidades" para interactuar. En otras palabras, cuanto más tiempo pases con tu bebé, más cómodo te sentirás. 

Uno de los beneficios de pasar bastante tiempo con tu bebé es que muy pronto entenderás su "lenguaje". Aunque ahora no puede decir ni una palabra, si pasas tiempo con tu hija y le prestas atención muy pronto sabrás diferenciar los llantos o quejas que significan "Estoy cansada", de los que quieren decir "Tengo hambre", "Cámbiame el pañal" o "Quiero jugar". 

Una vez aprendas a diferenciar sus quejas y llantos, podrás cuidar mejor de ella y responder a sus necesidades y esto, a su vez, les unirá más. 

Los papás recientes a menudo se preocupan porque no saben qué hacer con sus bebés. Los recién nacidos no pueden hablar, jugar a la pelota o hacer gran cosa excepto echar babitas. Pero incluso aunque tu bebé tenga sólo unos pocos días puedes hacer muchas actividades sencillas con ella. Puedes cargarla en brazos y escuchar música con ella, llevarla a pasear en su carreola, hablarle y leerle en voz alta. 

No importa lo que le leas. Puede ser el periódico o los ingredientes de la mermelada que estás usando. Lo importante es que se acostumbre a oir tu voz y se sienta cómoda contigo. 

Si tu pareja se ofrece a ayudarte cuando la niña empieza a quejarse, dile amablemente que no es necesario. Una frase sencilla basta, por ejemplo: "No te preocupes, todo está bajo control" o "La verdad es que necesito práctica para aprender a calmar a la nena". 

Por supuesto, puedes pedirle consejo, pero dile que te explique cómo ponerle el pañal o sacarle el aire, en lugar de pedirle que lo haga ella. Y no tengas miedo de tomar unas cuantas decisiones por ti mismo.

Armin Brott
Escritor
Fuente: Baby Center

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top