José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: Relaciones de pareja en Actualidad
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Muchos consideran que ya las relaciones no son serias, que nadie es fiel a nadie, que no se puede confiar en las personas del sexo opuesto....
Muchos consideran que ya las relaciones no son serias, que nadie es fiel a nadie, que no se puede confiar en las personas del sexo opuesto. Estas quejas son más frecuentes en las mujeres, quienes tienen opiniones muy negativas sobre las relaciones y sobre los hombres. Los hombres también, aunque en menos frecuencia, consideran que las mujeres de ahora no son confiables y que no vale la pena invertir demasiado esfuerzo en una relación.

Veámos algunas consideraciones sobre este tema.

Es totalmente cierto que las relaciones se han vuelto informales con mayor frecuencia. Es verdad que hay mucho mas personas que no les interesa establecer compromisos, que solo les interesan las relaciones por diversión o por sexo. Lo manifiestan abiertamente, lo cual dejó de ser un tabú para la sociedad. Pero también es verdad que cada día aparecen más personas que desean establecer relaciones serias, quienes se cansan de la informalidad y libertinaje, lo comunican sin miedo a parecer ridículos y no son mal vistos por los demás. La sociedad moderna es mucho más tolerante y más abierta para aceptar cualquier forma de la convivencia.

La gran ventaja de la actualidad es que tenemos mucho más posibilidades y herramientas más efectivas para encontrar las personas con las mismas intenciones. Definitivamente es una gran ventaja con relación a los tiempos anteriores, cuando las posibilidades de encontrar una pareja compatible eran mucho más limitadas.

Por otro lado, no podemos olvidar que la sociedad moderna ha cambiado sus valores. Lo que antes se consideraba como un valor, por ejemplo la virginidad, en los tiempos actuales no se considera como tal. El cambio de valores inevitablemente provoca cambios en el comportamiento.

Desde el final del siglo XX la humanidad de la cultura occidental ha cambiado sus valores. Es obvio que el patrón de la conducta de las parejas ha cambiado. El amor romántico que prevalecía en el siglo XX, ya no se mantiene como el ideal de la relación en el siglo XXI. En cierto modo las relaciones o mejor dicho el inicio de las relaciones se han vuelto mucho más prácticos y menos románticos. Por ejemplo, si te consideras una mujer seria y crees que solo por esta condición los hombres que se te acerquen deben tener únicamente una proposición seria, lo más probable es que te llevarás una frustración. Lo más frecuente de las relaciones de ahora es que se inician con mucha informalidad, para luego ir fortaleciendo el vínculo que resulte ser favorable. Por un lado existen mayores posibilidades del acercamiento, pero por otro lado las personas toman mayor precaución para involucrarse emocionalmente. 

Otro aspecto importante y muy común es que las personas ahora salen con varios pretendientes para ser pareja al mismo tiempo. Es una condición que se podría llamar “el libre mercado”. Antes de establecer una relación sólida, las personas tienen la oportunidad de probar diferentes opciones para elegir en la que se sienten mejor, la que es menos amenazante, la que fluye mejor, la que proporciona mayor bienestar. Es obvio que en este proceso de “selección” libre se viven muchas frustraciones por los que no han sido “elegidos”. Sin embargo, si esta experiencia se re-enfoca y se vive de la manera positiva, serviría mucho para mejorar, para crecer como persona, para ser más atractiva o atractivo como pareja. Estas experiencias son parte de las mayores oportunidades de elegir y de ser elegido.

De igual manera la fidelidad ha cambiado su forma de vivirla. Ha dejado de ser una obligación, pasando a ser una elección. Es verdad que las personas ahora no se sienten obligados de ser fiel, pero de igual manera aparecen cada día más hombres y mujeres que eligen la fidelidad como la única forma sana de la convivencia en libertad.

Los cambios siempre forman parte de la vida. El desarrollo de la sociedad siempre trae mayores oportunidades para mejorar la calidad de vida, pero todo tiene su precio. A mayores posibilidades de encontrar una pareja, se presenta una mayor variedad de experiencias, entre las cuales obviamente no todas serán agradables.

Creo que es mucho más importante concentrarse en las oportunidades, que repetir constantemente que no se puede confiar en nadie. Si solo te concentras en la parte negativa, dejarás de ver las oportunidades positivas. Si te estás enfocando solo en las frustraciones, tienes que revisar muchas cosas internas en ti.

No se puede olvidar que la relación de pareja no es para ser feliz, sino para compartir la felicidad que cada uno lleva por dentro. Se puede ser feliz con o sin pareja. Tener una relación de pareja no determina la felicidad de nadie, pero sin duda alguna una buena relación contribuye a la felicidad de los seres humanos. Lo cierto es que una buena relación no aparece por arte de magia, sino que se construye con un esfuerzo entre los dos.

Estoy completamente segura de que sí vale la pena hacer el esfuerzo por encontrar tu pareja. El amor nunca pasa de moda, ya que amar y ser amado, igual que pertenecer son necesidades primarias de los seres humanos. Por lo que por más que cambien las formas de expresión y la dinámica entre parejas, la esencia nunca va a cambiar. Sin dudas, vale la pena el esfuerzo de invertir tiempo y recursos para que esta relación sea agradable y tenga mayores posibilidades de convertirse en un vínculo profundo y gratificante. Crecer en la relación de pareja es la experiencia más linda y gratificante para los seres humanos, por lo que vale la pena buscar la información, consultar con los especialistas, participar en actividades de crecimiento, tales como talleres y seminarios, donde el conocimiento condensado estará a tu alcance.

Gracias
Martha Beato

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top