José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: La importancia de demostrar nuestro amor
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
Es muy interesante observar desde diferentes ángulos culturales una misma relación social, me refiero a la relación que se da entre una mad...
Es muy interesante observar desde diferentes ángulos culturales una misma relación social, me refiero a la relación que se da entre una madre y su hijo. Cuando se atiende una práctica privada, en una zona de la capital con cierto nivel socioeconómico y al mismo tiempo se presta servicio en un área rural de escasos recursos, uno se puede dar cuenta de que sin importar de donde venga la diada mamá-bebé, siempre habrá actitudes que parecieran aprendidas no desde la cultura o lo social, sino desde lo ancestral, desde lo humano. Donald Winnicott (1896-1971), pediatra y psicoanalista inglés, se refiere justamente a una capacidad que trasciende los límites sociales, culturales y económicos. Se trata de respuestas puramente corporales y afectivas que preceden a cualquier análisis consciente e intelectual.

Todas esas cosas que hacen las madres o cuidadores todos los días con los pequeños (como alimentar/amamantar, cuidar, bañar o jugar con sus hijos, la manera en que lo ven y le hablan, cómo lo alzan en brazos y lo arrullan) forman entre ellos una relación como un lazo de amor y cariño que van construyendo en el o la pequeña, la base para todas y cada una de las demás relaciones que tendrá a lo largo de su infancia y de su vida. Esa primera relación con su madre es la clave para el desarrollo de su personalidad. La presencia de mamá (o de quien cuide al bebé), la disponibilidad, la comprensión, el encuentro entre ambos y la intimidad que se vive entre esta especial pareja, hace que entre los dos se nutran, experimenten la vida desde un nuevo enfoque, el de mamá-bebe. Pero, sobre todo, permite a la criatura relacionarse con su propia vitalidad y construir su psiquismo.

Aspectos como ser un niño o niña muy espontáneo o más bien llorar mucho, ser independiente o tímido y otras características se derivarán de esa primera relación con la madre. Por eso es tan importante que, como mujeres, estemos conscientes de nuestro rol de madres.

Queremos tener niños felices, sanos física y emocionalmente, llenos de vitalidad y energías. ¿Qué estamos haciendo para que eso sea así?

Decirle a tu bebé desde que está en tu vientre que lo amas y lo esperas para besarlo y abrazarlo y que deseas que sea parte de tu familia es muy importante. Es así que empiezas a crear con él o ella ese lazo del que hablamos al principio y a recordar cuando ya lo tienes en brazos, que todas las experiencias que tenga el bebé en los primeros días, meses e incluso los primeros tres años, afectan de manera directa el desarrollo de todo el sistema de regulación del niño.

Si un bebé tiene experiencias apropiadas y un vínculo fuerte con sus padres, tendrá una buena base para soportar las situaciones que se le presenten no solo en la infancia, sino también a lo largo de su vida. Los animo a demostrar siempre su amor, a volver parte de su vida las caricias y las palabras que den valor a sus hijos y a quienes les rodean y que cada día aprovechen para que, como familia, festejen el amor que los une.

Ileana Páez-Hanser
Psicología Perinatal
Licda. Psicóloga Clínica
Especialización en Psicología Perinatal

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top