José Luis Duarte Rivera José Luis Duarte Rivera Author
Title: El amor en la familia: afectos y modelaje de los padres
Author: José Luis Duarte Rivera
Rating 5 of 5 Des:
La educación de los hijos intenta lograr que los hijos aprendan de sus padres o familiares, modelos adecuados de relación con los demás y f...
La educación de los hijos intenta lograr que los hijos aprendan de sus padres o familiares, modelos adecuados de relación con los demás y formas de enfrentar la vida, que para ellos son los deseables o correctos. Es necesario señalar que estos estilos o formas de vivir la vida son algo propio en cada familia y dependen de su cultura y de su historia personal. Es así como algunas costumbres y formas de relación propias de la cuidad serán vistas como inadecuadas en una zona rural o en otro país.

Por lo general es muy importante, para los padres o familiares, el que los niños adquieran los valores y la forma de mirar el mundo que tienen ellos. Sin embargo esto no es una tarea tan simple y está directamente relacionada con la capacidad de los adultos de validarse como figuras dignas de ser imitadas. Por ello la formación de los afectos y el amor que estos adultos le provean a los niños son fundamentales ya que un padre o familiar que demuestra afecto y confianza a un niño se gana su respeto y admiración y por lo tanto será una figura muy importante para el pequeño, digna de ser imitada y constituirá una persona de la cual se aprenderá con facilidad sus comportamientos y valores. Por lo tanto cuando un niño vive amor y aceptación el modelo de los padres se fijará en los pequeños con mayor facilidad y si un pequeño se siente amado, aceptado y respetado, será natural la imitación de estos sentimientos y emociones para con los demás.

Por el contrario cuando los adultos son fríos o distantes o castigadores, los niños tienden a buscar otros modelos a imitar, generalmente personas que los quieran, y estos modelos pueden ser variados, aveces otros familiares, abuelos, profesores o líderes del barrio u otras personas que los consideren y acepten.

Sin embargo la forma de relación con los adultos cercanos dejará igualmente una huella sea por rechazo o por la rabia que ello genera en el pequeño, este tenderá a imitar los aspectos ligados a esta rabia, por lo general la violencia que se ejerce hacia él será imitada, y las actitudes de rechazo las reproducirá frente a los demás, así como imitará los aspectos que lo identifiquen con el modelo externo que ha elegido.

Si el modelo elegido es un líder negativo que lo incluye en su pandilla, el menor aprenderá la forma de relacionarse de éste. Por el contrario si tiene la suerte de encontrar un modelo adecuado podrá aprender de él nuevas formas de expresar su afecto y descubrir aspectos más positivos de si mismo, pero deberá superar sus rabias y carencias surgidas de su relación familiar temprana.

Fuente: Ecovisiones

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top